te invitamos a profundizar en nuestro contenido en el sitio de escritorio precolombino.cl
Para seguir conservando y difundiendo el arte ancestral de los pueblos de América
Juego de Identidades
Nuestras identidades son dinámicas, los contextos y las situaciones nos van cambiando. Prendas de vestuario, ornamentos y diversas representaciones del ser humano que operan como códigos visuales, muestran como las personas y colectivos del territorio americano han definido y comunicado sus identidades a lo largo del tiempo.

Los finos collares de conchas enhebradas eran el principal adorno de las antiguas mujeres y hombres yagán. Otros más simples se fabricaron para intercambiarlos con los navegantes europeos.

“Los hombres andan completamente desnudos, sin cubrir sus vergüenzas, pero las mujeres se tapan con un pedacito de cuero, se pintan como los hombres, y se adornan el cuello con un collar de conchas”. Así describía un viajero inglés del siglo XIX a los yagán, el pueblo de nómades canoeros cuyos antecesores habitaron desde hace aproximadamente seis mil años los canales australes que se extienden hacia el sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego. Además de este tipo de collar, las mujeres yagán utilizaban brazaletes en tobillos y muñecas confeccionados de huesos de aves y conchas, representando en estos escasos adornos su particular visión estética acerca de cómo se entendía el ser femenino.

 

Estos collares de abalorios los fabricaban las mismas mujeres. Por ser casi los únicos ornamentos que portaban y muy visibles a la mirada de sus hombres, debían de ser hechos con gran maestría, sin descuidar ningún detalle en la técnica de confección, desde la selección de las más finas conchas hasta el enhebrado de las cuentas.

 

Las cuentas de este collar son caparazones de caracoles marinos gasterópodos de la familia Trochidae y género Margarella, que habitan a escasos metros del borde intermareal de las playas. En la selección de las conchas debió influir la variación de su color, que va desde un verde iridiscente hasta un negro azulado, a veces con tonos nacarados. Los cordones utilizados para enhebrar las conchas son finos tendones, posiblemente de lobo marino, trenzados en grupos de tres a cinco tiras; con ellos enlazaban cada cuenta de concha, fijando así su posición. En algunas ocasiones, los collares se cubrían con pintura ocre, tanto para resaltar el color natural de las conchas, como para ayudar a conservar la flexibilidad del cordón de tendón animal. Otros collares similares pero de manufactura más simple pertenecerían a grupos vecinos del pueblo kawésqar, los canoeros septentrionales del archipiélago austral chileno.

Para saber más

  • MChAP: “Pueblos originarios: Yagán o yámana”. Pueblos originarios, Museo Chileno de Arte Precolombino.

    IR
  • MChAP: “Hombres del Sur”.  Museo Chileno de Arte Precolombino, 1987, PDF.

    IR
  • Gallez, Pablo, s.f. La más antigua descripción de los yámana: El informe de Shapenham-1642. Museo del Fin del Mundo, Ushuaia.

    IR
  • Gusinde, M., 1990. Los indios de Tierra del Fuego (Los yámana), T.II y V.II; Centro Argentino de Etnología Americana, Buenos Aires.

    IR
  • Mason, P. 2016. A string of iridescent green shells. Artefacts from Tierra del Fuego. En  Artefacts of Encounter. Cook’s voyages, colonial collecting and museum histories.  N. Thomas, J. Adams, B. Lythber, M. Nuku and A. Salmond (Eds.), Otago University Press, New Zeland.

    IR
  • Salas R., Kay, 2007. Estudio tecnológico de 13 collares etnográficos patagónicos. Magallania 35 (1): 33-41, Punta Arenas

    IR

Imágenes complementarias

Collares yagán. Concha, fibra vegetal y tendones. 440 y 810 mm. Colección Museo Mayorino Borgatello, Punta Arenas. Fotografía, F. Maldonado (tomado de Hombres del Sur, 1987).

Mujeres yagán con masakána (cobertor púbico). Fotografía de la Misión Scientifique de Cape Horn, 1882-83. (Tomado de  Hombres del Sur. 1987).

Suscríbete a nuestro Newsletter.

Horario

Ubicación

Apoyo Institucional

Cerrado

Mesa Central

Contacto