te invitamos a profundizar en nuestro contenido en el sitio de escritorio precolombino.cl
El segundo piso continua cerrado, te necesitamos para seguir conservando y difundiendo el arte ancestral de los pueblos de América
Juego de Identidades
Nuestras identidades son dinámicas, los contextos y las situaciones nos van cambiando. Prendas de vestuario, ornamentos y diversas representaciones del ser humano que operan como códigos visuales, muestran como las personas y colectivos del territorio americano han definido y comunicado sus identidades a lo largo del tiempo.

Los pueblos costeros obtenían de los pastores altiplánicos la lana para sus turbantes y tejidos. Los que tenían acceso a esta riqueza ostentaban en sus tumbas estos voluminosos tocados.

En los Andes prehispánicos y tal como lo es hoy, la vestimenta y los tocados fueron y son un vehículo privilegiado para comunicar distintos aspectos de la vida social. Más allá de su fin práctico u ornamental, se piensa que en el pasado distinguían a las personas como signos de identidad, origen étnico, estatus social o poder político. 

 

Las antiguas poblaciones de la costa y valles del norte chileno no estuvieron exentos de ello. Los turbantes de fibra de camélido de los pescadores y horticultores demuestran los contactos con sus vecinos pastores del altiplano boliviano, de quienes obtenían la materia prima por intercambio junto a otros variados recursos de subsistencia.   Seguramente, fue signo de prestigio para los que tenían acceso a esta riqueza textil, la que ostentaban en sus cabezas bajo la forma de estos voluminosos tocados.

 

Los turbantes consisten en hilados y madejas de hasta cuatro metros de largo, de fibra de camélido y ocasionalmente de algodón, que envuelven completamente la cabeza. Para dar estructura al tocado, se usaban materiales tales como cintas y paños tejidos a telar y cabello humano hilado. Algunos tipos de turbantes son más frecuentes en ciertas  regiones, sugiriendo la existencia de individuos que, compartiendo una misma tradición, pertenecían a grupos culturales diferentes.  Muchos turbantes llevan prendidos entre sus madejas accesorios ornamentales, como puntas de flechas, anzuelos y cabezales de arpón, insinuando las actividades desarrolladas por sus dueños. Garras de aves rapaces, tubos para inhalar psicotrópicos, hilados torcidos al revés, que en los Andes son concebidos como resguardo contra los malos espíritus, sartas de semillas de lugares lejanos, plumas de aves tropicales y prendedores en formas de serpientes, sugieren que algunos de estos accesorios cumplieron, también, funciones mágicas o rituales. 

 

La mayoría de los turbantes se han encontrado puestos sobre la cabeza de los difuntos. Se piensa que fueron confeccionados especialmente para el momento del entierro, sin embargo, no se descarta que también hayan sido parte de la vida cotidiana de estos pueblos del desierto chileno.

Para saber más

  • MChAP: Video “Tecnología del turbante”.

    IR
  • MChAP: Piezas en exposición permanente Chile antes de Chile, “Con la identidad en la cabeza”.

    IR
  • MChAP: “Gorros del desierto de Atacama”. J. Berenguer 2016. Catálogo de exposición temporal, PDF.

    IR
  • MChAP: “Identidad y prestigio en los Andes: Análisis técnico de turbantes”. Museo Chileno de Arte Precolombino, 1993. PDF.

    IR

Imágenes complementarias

Recreación de turbante. Ilustración (detalle), José Pérez de Arce, MChAP.

Turbante de madejas con accesorios ornamentales. Fibra de camélido, algodón, madera, semillas de achira (Canna edulis). Complejo Faldas del Morro, 500 AC- 400 DC. Costa del Norte Grande de Chile, Área Sur Andina. Donación Santa Cruz-Yaconi, MChAP-CSCY 1985 (200 x 235 mm).

Turbante de madejas con accesorios ornamentales. Fibra de camélido, algodón, cabezal de arpón de hueso, pelo humano. Complejo Faldas del Morro, 500 AC- 400 DC. Costa del Norte Grande de Chile, Área Sur Andina.  Colección Apelles, MChAP-PE 217 (100 x 235 mm).

Suscríbete a nuestro Newsletter.

Horario

Ubicación

Apoyo Institucional

Cerrado

Mesa Central

Contacto